martes, 8 de junio de 2010

Investigacion documental Algunas teorias de la personalidad.

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

ESCUELA PREPARATORIA REGIONAL DE AMECA (E.P.R.A)






Mtra. Inés Patricia Domínguez González.

Materia: Autoconocimiento y Personalidad.

Tema: Algunas teorías de la personalidad.

Estudiante: Martha Jeannette García García.

Grado/grupo/turno: 2°B T/M.

Lugar y fecha: Laboratorio de computo 20/02/10


TEMA

ALGUNAS TEORIAS DE LA PERSONALIDAD




OBJETIVO

El objetivo de esta actividad es el poder conocer mejor el concepto de personalidad y darnos cuenta de cuál es realmente nuestra personalidad, cuales son los elementos y las características que han conformado nuestra personalidad a lo largo de nuestra vida y de acuerdo a las actividades que vamos realizando en nuestra vida cotidiana, cuales son los elementos que ayudan a fortalecer nuestro desarrollo personal o cuáles son los que perjudican que nuestro desarrolla sea malo, aprender en que consiste tener una buena personalidad y en que nos favorece esto, darnos cuenta de que en nuestra personalidad la autoestima este elevada, el apoyo que tengamos de nuestros padres o de las personas con las que convivimos nos ayude a ser mejores personas, hacer que nuestra personalidad mejore con el paso del tiempo ya que esta nos ara ser mejores personas en el futuro. Se verán algunas de las teorías que ahí acerca de la personalidad y sacar lo más importante para así poder comprender mejor este tema y saber de una mejor forma en que consiste
realmente el que tengamos una personalidad propia y única que nos haga diferente a todas las personas que nos rodean y sobre todo apreciar las personas que somos y mejorar cada vez más la personalidad que tenemos cada uno de nosotros y así poder conocer a los demás y que los demás nos conozcan a nosotros mismos como somos y no aparentar ser lo que no somos, si no mostrar nuestra propia personalidad.




INTRODUCCIÓN
Este tema nos dará a conocer el concepto de personalidad, podremos saber más a fondo cuales son los elementos o las características que nos ayudan a ir formando nuestra propia personalidad. Algunas de las teorías que existen y que nos ayudan a comprender de una mejor forma cómo es que se desarrolla nuestra personalidad en las diferentes etapas de nuestra vida. Nos podremos dar cuenta que tipo de personalidad tenemos ya que todos vamos desarrollando diferentes aspectos en las diferentes etapas de nuestra vida, y por medio de este proyecto podremos ver cuáles son esas características que constituyen el desarrollo de nuestra personalidad, y que estas se han ido desarrollando de acuerdo al lugar en el que vivimos, lo que aprendemos en nuestras casas o con las personas con las cuales vamos conviviendo a lo largo de nuestras vidas. La personalidad consiste en las actitudes, hábitos, habilidades, entre otros mas conjuntos de aspectos que hace a cada individuo único y diferente, la personalidad la desarrollamos cada uno de nosotros nadie decide lo que queramos ser mas que nosotros mismos, desarrollamos diferentes formas de comunicarnos con los demás, obtenemos gustos muy diferentes aunque claro siempre nos encontramos a alguien que encuentra agradable lo mismo que nosotros y también ay personas con las que compartimos nuestra misma forma de pensar, existen un sinfín de personalidades diferentes y de esta forma aprendemos a conocer a los demás y a conocernos a nosotros mismos. La personalidad tiene mucho conceptos pero todos ellos se entrelazan entre si existen teorías como la de Freud que nos dice que la personalidad se va desarrollando en diferentes etapas empezando por la oral, anal, fálica latencia, genital, que en estas etapas vamos desarrollando nuestras capacidades y habilidades físicas y sintiendo placer y lograr lo que queremos realizar y de esto modo cada uno de nosotros vamos formando nuestra propia personalidad.


JUSTIFICACIÓN
Decidí elegir este tema ya que al momento que lo vimos me pareció muy interesante además de que me quedaron algunas dudas y quise aclararlas y esta me pareció una oportunidad para poder hacerlo, lo que se me hizo interesante fue él como ay varias teorías acerca de este concepto de “personalidad” y como es que se conforma de bastantes cosas, que desde el momento en que nacemos comenzamos a ir desarrollando nuestra propia personalidad y que la personalidad que vallamos formando a lo largo de nuestras vidas nos llevara hasta nuestra autorrealización, también me pareció interesante que se tengan varias teorías acerca de ello y como nuestra personalidad se relaciona con lo que vamos formándonos nosotros mismo en las diferentes etapas y que en cada una de ellos vamos desarrollando nuevas act
itudes y habilidades, que la forma en la que nos traten nuestros padres desde nuestro nacimiento, la comunicación que llevemos con ellos, el apoyo que nos brinden entre otras cosas es algo muy importante y básico para el desarrollo de nuestra personalidad, quise compartir con ustedes lo interesante que me parece el que logremos conocernos a nosotros mismos y conocer a los demás ya que todos tenemos una personalidad un tanto diferente, tendremos gustos parecidos o formas de pensar pero nunca tendremos personalidades iguales, estas siempre serán muy diferentes. Y pues realmente decidí este tema por la importancia que tiene que todos nos demos cuenta de que tenemos personalidades diferentes y que esta irá cambiando de acuerdo a factores que nos ayudaran a determinarla.



“SI TE CONOCES A TI PODRAS CONOCER A LOS DEMAS”


CONTENIDO
La personalidad es un
constructo psicológico, con el que nos referimos a un conjunto dinámico de características de una persona. También es conocida como un conjunto de características físicas, sociales y genéticas que determinan a un individuo y lo hacen único. genéticas que determinan a un individuo y lo hacen único.
La personalid
ad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes y hábitos y la conducta de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás. La personalidad persiste en el comportamiento de las personas congruentes a través del tiempo, aun en distintas situaciones o momentos, otorgando algo único a cada individuo que lo caracteriza como independiente y diferente. Ambos aspectos de la personalidad, distinción y persistencia, tienen una fuerte vinculación con la construcción de la identidad, a la cual modela con características denominadas rasgos o conjuntos de rasgos que, junto con otros aspectos del comportamiento, se integran en una unidad coherente que finalmente describe a la persona. Ese comportamiento tiene una tendencia a repetirse e a través del tiempo de una forma determinada, sin que quiera decir que esa persona se comporte de modo igual en todos los casos. Es decir, la personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad, mostrando una tendencia de ese comportamiento a través del tiempo, que nos permite afrontar la vida y mostrarnos el modo en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Nos permite reaccionar ante ese mundo de acuerdo al modo de percepción, retro-alimentando con esa conducta en nuestra propia personalidad. Cada persona al nacer ya tiene su propia personalidad con ciertas características propias, que con el paso del tiempo más el factor ambiental y las circunstancias es como se definirá esa persona. La personalidad será fundamental para el desarrollo de las demás habilidades del individuo y para la integración con grupos sociales. Según Gordon Allport la personalidad es "la organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determina una forma de pensar y de actuar, única en cada sujeto en su proceso de adaptación al medio".
El estudio científico de la personalidad, siguiendo a los psicólogos norteamericanos Carver & Scheier (1997), comprende dos grandes temas: el funcionamiento intrapersonal (intrapsíquico o simplemente psiquismo) y las diferencias individuales. El funcionamiento intrapersonal hace referencia a la organización psíquica -interna, privada y no observable directamente- que cada persona construye en forma única durante el transcurso de su vida; este campo abarca los grupos de teorías psicoanáliticas (
Sigmund Freud, Melanie Klein) y fenomenológicas (Carl Rogers). Las diferencias individuales son el conjunto de características o rasgos que diferencian a una persona de las demás; a esta aproximación le corresponden las teorías de los rasgos (Hans Jurgen Eysenck, Raymond Cattell) y las conductuales (John Watson, B. F. Skinner, Albert Bandura). Conceptualmente es posible contraponer el constructo "individualidad", propuesto por autores como Alberto Merani (1979), al de diferencias individuales.
Se conoce como teorías de la personalidad a aquellas que intentan dar una explicación universal de los procesos y
características psicológicas fundamentales que pueden encontrarse en la naturaleza humana.
Las
teorías de la personalidad se interesan en la investigación y descripción de aquellos factores que en su conjunto hacen al individuo, para poder comprender su conducta e intentar predecirla.
Actualmente no existe una teoría unificadora dentro del campo de la
psicología de la personalidad, encontrándose en su lugar varias grandes teorías que en algunos casos sólo son de interés histórico.
La palabra
personalidad etimológicamente proviene de la palabra persona, que en griego es prosopón y significa "máscara"; se define como la organización dinámica dentro del individuo, de aquellos sistemas psicofísicos que determinan su conducta y su pensamiento característico. Es una organización relativamente estable y perdurable del carácter, temperamento, intelecto y físico de una persona, lo cual determina su adaptación única al ambiente. Son formas la mayor parte del tiempo estables, características del individuo, de pensar, experimentar y comportarse.
Se desarrolla y cambia a través de la vida, pues es el resultado de la interacción de la
herencia genética y el ambiente del ser humano, por el aprendizaje social y las experiencias personales. Es la manera habitual en que se comportan las personas, donde manifiestan sus conductas y experiencias. Es individual y social; individual porque cada persona es única e irrepetible y social porque somos conscientes de nuestros actos vemos como nos condiciona el entorno y lo construimos. No tienen una existencia, se infiere a partir de la conducta de los seres humanos. Es una abstracción que nos ayuda a ordenar la experiencia y predecir el comportamiento.
La personalidad tiene dos componentes, uno de base genética, denominado temperamento, y otro que es identificado como carácter, que depende de determinantes sociales y del ambiente del individuo. Por medio del carácter es como desarrollamos nuestras virtudes y habilidades, nos indica el modo que tiene el ser humano de actuar, pensar y expresar afectividad.
A menudo la gente habla de la personalidad como si se tratara de un producto, como una corbata de colores brillantes que le diera vida a un taje viejo. No solo eso, algunas veces hablamos como si la personalidad consistiera en rasgos atractivos y admirables: Efecto, encanto, honestidad. Pero no vemos que la personalidad es algo mucho más complejo de lo que indica el uso ordinario del término, e incluye tantos rasgos positivos como negativos.
Resulta fácil hablar de aspectos o rasgos de la personalidad sin definir el término en si. Y lo hacemos con frecuencia: No confió en ese hombre. No es honesto, o, podemos decir: Quiero a Ana. Tiene buen corazón. Pero es difícil elaborar una definición amplia de lo que es personalidad. Un concepto actual que podemos utilizar es: Patrón de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento que persiste a lo largo del tiempo y de las situaciones. La anterior es una definición bastante larga, pero es la que advierte dos cosas importantes, Primero: Que la personalidad se refiere a aquellos aspectos que distinguen a un individuo de cualquier otro, y en este sentido la personalidad es característica de una persona. El segundo aspecto es: Que la personalidad persiste a través del tiempo y de las situaciones.
Los estudiosos de la psicología siempre ah tratado de comprender las diferentes personalidades. Pero no fue sino hasta hace un siglo que los científicos comenzaron a realizar observaciones científicas sistemáticas y a sacar conclusiones de ellas.
Algunos teóricos ponen énfasis en las experiencias de la primera infancia, otros en la herencia, y otros atribuyen el papel fundamental al medio ambiente.
Hay quienes analizan únicamente como se comportan las personas congruentes en distintas situaciones y momentos y les restan importancia al concepto de una personalidad única y consiente

.
Pero debemos tener claro que la personalidad es algo único de cada individuo, y es lo que nos caracteriza como entes independientes y diferentes.
Una Teoría positiva y optimista que mira hacia la
autorrealización del ser humano, representada principalmente por Maslow y Rogers. Ambos estaban convencidos de la bondad del hombre y de las necesidades de permitirle ser él mismo. Todos tendemos a la Auto realización, es una motivación innata. La autorrealización se conforma de:

*El desarrollo de las potencialidades.
*El desarrollo de nuestras capacidades.
*Y por la satisfacción de las necesidades (la pirámide de necesidades).

En términos de desarrollo general, nos movemos a través de estos niveles como si fueran estadios. De recién nacidos, nuestros focos (o casi nuestro completo complejo de necesidades) está en lo fisiológico. Inmediatamente, empezamos a reconocer que necesitamos estar seguros. Poco tiempo después, buscamos atención y afecto. Un poco más tarde, buscamos la
autoestima. Bajo condiciones de estrés o cuando nuestra supervivencia está amenazada, podemos “regresar” a un nivel de necesidad menor.
La teoría de Rogers está construida a partir de una sola “fuerza de vida” que llama la tendencia actualizante.
Esto puede definirse como una motivación innata presente en toda forma de vida dirigida a desarro
llar sus potenciales hasta el mayor límite posible. No estamos hablando aquí solamente de supervivencia: todas las criaturas persiguen hacer lo mejor de su existencia, y si fallan en su propósito, no será por falta de deseo.
El ser humano presenta una actitud innata hacia el desarrollo y su ideal máximo es la satisfacción de las necesidades para realizarse en la vida. Rogers describe un elemento central de la personalidad, que él denomina el sí mismo, una configuración organizada de las percepciones del sí mismo que son admisibles en la conciencia.
En sus investigaciones y estudios, Freud encontró pruebas de que la
conciencia del ser humano solo es una pequeña parte de la mente humana, y con su Hipótesis Metapsicológica planteó la siguiente división:

*Consciente: Nivel en que los pensamientos y percepciones son plenamente comprendidos y percibidos por la persona.
*Pre consciente: Se constituye por los pensamientos, recuerdos y aprendizaje no conscientes, que requieren de una atención especial para acceder a ellos con facilidad.
*Inconsciente: Los deseos innatos reprimidos que han escapado a la conciencia.

En la Hipótesis Estructural, estableció que la estructura psíquica está compuesta de tres elementos que son el Ello, el Yo y el Súper Yo, éstos se encuentran en el inconsciente:

*El Ello: La parte biológica e instintiva, la que nos lleva a la supervivencia, es nuestro principio primitivo.
*El Superyó: Comienza con las restricciones del
Complejo de Edipo. Es la parte de moralidad y restricciones, es el heredero del Edipo y se conforma por el Ideal del Yo, que es lo que quisiéramos ser, y por el Yo Ideal que es la idea que tenemos de nosotros mismos, que conforman la autoestima y la salud mental. El superyó es aquella instancia psíquica que nos integra a la sociedad, marca los límites y los valores, es también el portador de “ideal del yo” con el que el “yo” se mide, al que aspira a alcanzar y cuya exigencia se empeña en alcanzar. Sera entonces el “súper yo” como lo plantea Freud mismo en esta lectura, la conciencia moral y la función de ideal
*El Yo (el ego): La realidad que debe satisfacer los impulsos del ello en el momento en que el objeto esté disponible y no todo el tiempo pues el superyó va a establecer los límites.
Según Freud, la personalidad se va desarrollando a través de etapas que ocurren en la infancia, que tienen una función biológica como centro y plantea que los acontecimientos que se llevan a cabo en éstas fases pueden ser determinantes en la formación de la personalidad del ser humano.


ESTUDIOS PSICOSEXUALES DE FREUD

*Oral: Interés en las gratificaciones centradas en la boca como: chupar, comer, morder, besar y acariciar, el bebé siente placer al contacto con la piel materna. Si el niño disfruta fuertemente por comer en exceso, puede tener una fijación en esta fase y desarrollar una personalidad oral receptiva que seguirá buscando por medio de la boca. Como el placer de fumar, el comer de más y el ser una persona crédula. Por otro lado, si se frustran repentinamente los placeres orales pueden quedar fijaciones que van a crear una persona oral agresiva, que procura el placer siendo agresivamente verbal y hostil hacia los demás. La fase oral comienza desde el nacimiento hasta los 12 a 18 meses.
*Anal: Se distingue por la gratificación al expeler y retener las heces fecales; aceptación de las exigencias sociales relativas al control de
esfínteres. Abarca del final de la etapa oral hasta los tres años de edad. Si los padres son muy estrictos en sus métodos, los hijos pueden reaccionar de dos maneras: *Retener las heces y desarrollar un carácter obstinado, mezquino y compulsivo. *Rebelarse expulsando las heces en un momento inoportuno, presentando rasgos de carácter destructivo, prepotencia, desorden y falta de higiene. *Fálica: Su preocupación inicial está en los genitales; se establece la diferenciación psicosexual masculina o femenina y la identificación con el padre o la madre, llevando a cabo exploraciones sexuales o imitando papeles de adultos. En esta etapa se resuelve el complejo de Edipo que conlleva a la identificación con el progenitor del mismo sexo. Este complejo estructura la personalidad y el deseo humano y sirve para aceptar las normas sociales por parte del individuo. Acontece de los tres a los seis años de edad.
*De Latencia: De los seis años al inicio de la
adolescencia. Existe una fuerte sublimación espontánea de los sentimientos libidinales, por razones evolutivas existe para facilitar una integración cultural del sujeto.
*Genital: A partir de la
pubertad. Se reafirma la identidad sexual del hombre o la mujer.

La personalidad está formada por una serie de características que utilizamos para describirnos y que se encuentran integradas mediante lo que llamamos el yo o "sí mismo" formando una unidad coherente.
Entre estas características se encuentra lo que en psicología se denominan rasgos (como agresividad, sumisión, sociabilidad, sensibilidad...); conjuntos de rasgos (como extroversión o introversión), y otros aspectos que las personas utilizan para describirse, como sus deseos, motivaciones, emociones, sentimientos y mecanismos para afrontar la vida.
Es decir, la personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad.
En buena parte, la personalidad está determinada por los genes, que nos proporcionan una gran variedad de predisposiciones. Pero el ambiente y las experiencias de la vida (padres, sociedad, amistades, c
ultura, etc.) se ocupan de moldear todas esas posibilidades en una dirección u otra. Por tanto, aunque podamos cambiar nuestra forma de ser, lo hacemos en base a esas características de personalidad con las que hemos venido al mundo.
Generalmente, existe una tendencia a comportarse a través del tiempo de una forma determinada, pero esto no quiere decir que una persona se comporte de ese modo en todos los casos. Por ejemplo, si decimos que una persona es introvertida, significa que lo es la mayor parte del tiempo, pero no en todas las ocasiones. Los estados de ánimo influyen también en el comportamiento, de modo que una persona puede variar en función de sus cambios de humor. Sin embargo, y como veremos más adelante, esta variabilidad es un indicio de buena salud psicológica (siempre que no sea extrema), ya que indica la existencia de una personalidad flexible, capaz de adaptarse a distintas situaciones.
Un aspecto muy importante de nuestra personalidad es la forma en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Dos personas diferentes pueden interpretar la realidad de forma distinta. Al observar un bosque a lo lejos ambas coincidirán en que allí hay árboles y montañas, pero mientras una de ellas puede ver un lugar lleno de peligro, la otra puede estar viendo un paraíso en el que le gustaría perderse durante varios días.
Las personas reaccionan al mundo de acuerdo a su modo de percibirlo. La personalidad determina ese modo de ver el mundo y de vernos a nosotros mismos, pero, al mismo tiempo, la manera de vernos a nosotros mismos influye en nuestra personalidad. Por ejemplo, si varias personas le dicen a un niño que es muy inteligente, es muy probable que piense de sí mismo que lo es, mientras que si le dicen lo contrario llegará a considerarse una persona poco inteligente. Esto es debido a que es difícil comprobar si somos o no inteligentes (mientras que es bastante fácil comprobar, por ejemplo, la fuerza física). Por este motivo, muchas veces recurrimos a los demás para definirnos, basándonos en la opinión que otros tienen de nosotros. En otras ocasiones nos describimos tomando a los demás como punto de referencia. Si alguien nos dice "soy un dormilón", lo que nos está diciendo es que duerme más horas que la mayoría de las personas.
La percepción de nosotros mismos y de los demás suele estar relacionada. Por ejemplo, a veces atribuimos a los demás rasgos de personalidad que nos pertenecen a nosotros, porque de ese modo nos resultan más fáciles de entender y porque en ocasiones los conocimientos que tenemos para explicar las causas de nuestra conducta son los únicos de los que disponemos. Es decir, si yo hago tal cosa, lo haría por el motivo X; por tanto, esta persona lo ha hecho por el mismo motivo (por supuesto, esto no tiene por qué ser cierto). Por eso, cuando alguien cambia su auto concepto cambia también el modo que tiene de ver a las demás personas.
No existe una definición universalmente aceptada de personalidad. En
medios no científicos, personalidad engloba las características de singularidad, individualidad, emociones, sentimientos y sensibilidad que otorgan identidad e imagen especiales a los integrantes de los diversos grupos sociales.
Desde tiempos de
Freud, se ha tendido a definir la personalidad en función de un complejo proceso de desarrollo y maduración, sujeto al influjo de múltiples factores.
A pesar de sus limitaciones, el aporte freudiano fue, en su
tiempo, un gigantesco pasó adelante, pues contribuyó a superar conceptos siendo religiosos y siendo moralistas directa o indirectamente alentados por crudas formulaciones de orden genético.
La definición de personalidad resulta, en el mejor de los casos, extremadamente amplia y tal vez imprecisa. Sostenemos que personalidad es el conjunto de modalidades adaptativas que el individuo utiliza en su contacto cotidiano con el
ambiente en que se desenvuelve, es el conjunto, relativamente durable, de rasgos y patrones de conducta que presiden el conjunto de situaciones interpersonales características de la vida humana.
La personalidad básica está determinada por las instituciones primarias (familia, instituciones educacionales) y a su vez determina las instituciones secundarias (religiones, mitos, ideologías, valores).
En resumen, la formación de la personalidad es inseparable de las condiciones culturales específicas en que se desarrolla, pero dicha influencia no debe entenderse como una acción mecánica de la sociedad sobre el individuo.
La diversificación de la cultura e incluso sus contradicciones, contribuyen a la diversificación y a la singularidad de los individuos.
La personalidad no es una entidad estática sino que está sometida o transformaciones.
Los expertos coinciden en esto, pero discrepan acerca de la cuantía y de los elementos en que se opera el cambio.
A veces se describen transformaciones dramáticas de la conducta, atribuidas a sucesos importantes, pero por lo general, los cambios son graduales y requieren un período más o menos largo de incubación.
Las transformaciones de la personalidad se realizan dentro de ciertos límites, como los determinados por los factores biológicos, el aprendizaje y otras circunstancias socioculturales.
Por ello a pesar, de los cambios, la persona se experimenta a sí mismo como idéntica a lo largo del tiempo.
El cambio de la personalidad es un hecho derivado de las transformaciones fisiológicas y de la experiencia.
Los niños se caracterizan por un desarrollo orgánico importante y por una maduración psíquica considerable. La pubertad implica transformaciones fisiológicas, hormonales y afectivas profundas. La vejez tiene la experiencia del declive físico, de la enfermedad y de la muerte. Es explicable que todos estos cambios tengan algún afecto sobre la personalidad.
La experiencia muestra que la personalidad puede ser influida en gran medida por factores ambientales.
En resumen, la personalidad es algo que cambia en parte, o permanece en parte, sin que en la actualidad tengamos datos seguidos para determinar los límites entre el cambio y su manera.

CONCLUSIÓN
La personalidad es el conjunto de características y hábitos que tiene cada persona y que lo hacen diferente a todos los demás, es decir, lo hacen único, esta se va desarrollando a lo largo de nuestra vida, de acuerdo a lo que vamos aprendiendo en nuestras casas, en los lugares en los que vivimos, con las personas que convivimos entre otros elementos que nos van ayudando a formar nuestra propia identidad además que desde el momento en que llegamos al mundo nacemos con características que ya nos hacen diferentes y únicos a los demás, aspectos que son propios de nuestra persona, se dice que en el desarrollo de nuestra personalidad influyen mas factores ambientales de acuerdo al lugar donde vivimos de acuerdo a las costumbres qu
e se tiene en nuestros hogares y que nosotros los vamos aprendiendo, pero también se desarrolla por medio de las conductos o hábitos que vamos adquiriendo y de esta forma desarrollamos formas de pensar, de actuar, de comunicarnos con los que nos rodean, desarrollamos nuestros propios estilos, gustos entre otros aspectos que nuestra personalidad sea única y muy diferente a la de los demás, si nos conocemos a nosotros mismos podremos conocer a los demás, pues es muy importante saber quiénes somos y que es lo que realmente queremos, y hacer que nuestra personalidad cada vez valla mejorando, pues la personalidad que tengamos al momento de nacer no será la misma cuando seamos mayores esta estará cambiando constantemente, la personalidad es algo básico en nuestra vida.

RESUMEN
La personalidad es un conjunto de características físicas, sociales y genéticas que determinan a un individuo y lo hacen único.
Puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento La personalidad persiste en el
comportamiento de las personas congruentes a través del tiempo otorgando algo único a cada individuo que lo caracteriza como independiente y diferente. Ambos aspectos de la personalidad, distinción y persistencia, tienen una fuerte vinculación con la construcción de la identidad, a la cual modela con características denominadas rasgos o conjuntos de rasgos que, junto con otros aspectos del comportamiento, se integran en una unidad coherente que finalmente describe a la persona. la personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad, mostrando una tendencia de ese comportamiento a través del tiempo, que nos permite afrontar la vida y mostrarnos el modo en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Cada persona al nacer ya tiene su propia personalidad con ciertas características propias, que con el paso del tiempo más el factor ambiental y las circunstancias es como se definirá esa persona. El estudio científico de la personalidad el funcionamiento intrapersonal y las diferencias individuales. Las teorías de la personalidad se interesan en la investigación y descripción de aquellos factores que en su conjunto hacen al individuo, para poder comprender su conducta e intentar predecirla.
La personalidad tiene dos componentes, uno de base genética y otro que es identificado como carácter.
La experiencia muestra que la personalidad puede ser influida en gran medida por factores ambientales.
La personalidad es algo que cambia en parte, o permanece en parte.



OPINION
Opino que la personalidad es algo único de cada uno de nosotros y que nosotros mismos somos responsables de ella, de que como la formamos, como queremos que sea, y todo lo demás ya que cada uno de nosotros va formando su propia identidad de acuerdo a nuestras actitudes, hábitos, habilidades, de acuerdo a nuestra forma de pensar, y en parte también de acuerdo a lo que nos enseñan las personas con las que convivimos, de acuerdo al lugar en el que vivimos y la forma en que lo hacemos, es importante resaltar que la personalidad que vallamos formando en la vida será la que al final nos hará sentirnos satisfechos de acuerdo a lo que hemos logrado o de acuerdo a lo que hemos fracasado, si logramos éxito es seguro que nuestra personalidad abra sido buena en todos los aspectos de nuestra vida pero si no es así es probable que quedemos insatisfechos por no haber logrado lo que queríamos.
Por eso cuando veamos algo en nuestra personalidad que no nos gusta o que sabemos que está mal podemos cambiarlo ya que esto es posible para de esta forma poder ser mejores personas y sentirnos bien con nosotros mismos, también es muy importante que nos valoremos, que valoremos lo que somos o lo que queremos ser y así podremos conocer bien a los demás y valorarlos. Haz que tu personalidad sea como tú quieres no como los demás digan.



REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
*
www.wikipedia.com
*
www.monografias.com



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada